Recomendados

miércoles, 23 de septiembre de 2009

CÓDIGO PENAL MILITAR - LIBRO II - CAPÍTILO VI (De las faltas contra la disciplina)

CÓDIGO PENAL MILITAR
.
CAPÍTULO VI
De las faltas contra la disciplina
.
Art. 299.- A más de las ya expresadas en éste Código se reputan faltas contra la disciplina tanto en tiempo de paz como de guerra:
a) la infracción a los reglamentos establecidos en los Cuarteles o Unidades, o de las órdenes del superior;
b) las palabras de descontento pronunciadas en presencia de un superior, o la negligencia al cumplir una orden suya, siempre que no sean actos de formal desobediencia dignos de otra pena mayor que las de disciplina;
c) las murmuraciones acerca del orden en que se hagan los ascensos, de la falta y escasez de sueldo, de exceso de fatiga, de la incomodidad de los cuarteles, de la mala calidad del rancho o del vestuario, y en general, cualquier queja que pueda producir descontento o debilitar la subordinación;
d) la embriaguez, por poco que turbe el orden;
e) las faltas contra la decencia y la moral;
f) las riñas en el interior del cuartel, toda vez que de ellas no resulten lesiones de ninguna clase;
g) las faltas de puntualidad en acudir al toque de generala, a las listas y ejercicios o revistas, cuando la ley no señale mayor pena a estas faltas;
h) el suponer de los superiores, si esta falta no produce consecuencias graves;
i) el distraerse el centinela en tiempo de paz, trabajando, sentándose, fumando o el dejar su arma o dispararla sin causar daño por motivo que el defender su puesto;
j) el reunirse los superiores con los subalternos en lugares indignos del decoro de su empleo para bromas, diversiones o actos inmorales; y
k) ocultar el nombre, patria o estado civil en el momento de filiación. Las faltas contra la disciplina se reputan más graves cuando se cometen en actos del servicio.
Art. 300.- La aplicación de las penas de disciplina corresponde a los Comandantes. Los Oficiales y Clases que le estén subordinados, se limitarán a ordenar el simple arresto del culpable hasta que los Comandantes señalen las penas correspondientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada